En Chile, la primera de tres cápsulas de rescate llegó al lugar donde 33 mineros continúan atrapados bajo tierra desde el 5 de agosto de 2010.

La cápsula llamada Phoenix, tiene casi dos metros de largo podrá sacar a los mineros hacia la superficie.

Léa además: Minero ya es padre

Mientras, taladros continúan perforando la tierra para lograr un espacio, lo suficientemente ancho para rescatar a los mineros.

Los mineros recibieron alimentos, medicinas, videos y cartas de familiares a través de un pequeño orificio.

Se anticipa que el rescate ocurra en noviembre de 2010.