El arzobispo de Washington, Donald Wuerl, fue nombrado cardenal por el papa Benedicto XVI.

El pontífice hizo el anuncio al finalizar su audiencia semanal en la Plaza de San Pedro, en Roma.

En un comunicado emitido por la diócesis católica de Washington, el arzobispo Wuerl dijo que “es realmente un honor para la arquidiócesis de Washington, para la iglesia de la capital de Estados Unidos y para todo el clero, religiosos y fieles de esta iglesia local, que cada día viven su fe en compromiso y profundo amor por Cristo. Me siento bendecido de que nuestro santo padre el papa Benedicto XVI haya confiado en mí como pastor de este rebaño y le prometo mi renovada fidelidad, afecto y lealtad”, declaró el arzobispo.

Otro clérigo estadounidense fue elevado a cardenal, se trata del arzobispo Raymond Burke, quien encabeza un tribunal en el Vaticano y ha sido muy crítico del partido Demócrata estadounidense por apoyar el derecho al aborto.

En Iberoamérica otros arzobispos fueron nombrados cardenales. Entre ellos el monseñor español, José Manuel Estepa Llaurens, quien se presume podría convertirse en el siguiente papa. También fueron nombrados el arzobispo emérito de Quito, Ecuador, Raúl Eduardo Vela Chiriboga y el arzobispo de Aparecida, Brasil, Raymundo Damasceno Assis fueron.