A pesar de que Lohan fue sentenciada a 90 días en prisión, es muy probable que pueda lograr su libertad antes de esa fecha al igual que lo han hecho otros famosos en casos similares.
El juez ordenó que Lohan viva en Los Angeles, California.

La actriz Lindsay Lohan tendrá que someterse a un programa de rehabilitación ambulatorio que incluirá frecuente asesoría.

El juez del Tribunal Superior de Los Angeles, Elden S. Fox, dispuso que la estrella de "Mean Girls" se someta a sesiones de psicoterapia y asesoría para adictos varias veces por semana hasta noviembre.

Lohan también tendrá que realizarse pruebas de drogas según la modificación de su sentencia.

A su vez, Fox exigió que Lohan viva en Los Angeles, California.

Sin embargo, el juez le ofreció a Lohan algunos incentivos y recompensas, entre los que se encuentran la desestimación de dos cargos de drogas y una libertad vigilada hasta noviembre.