Estados Unidos anunció que el embajador de Venezuela en Washington será “expulsado”, ya que Chávez hizo lo mismo con el embajador estadounidense en Caracas.

En una conferencia de prensa, Sean McCormack, portavoz del Departamento de Estado en Estados Unidos, dijo que ya le informaron al embajador venezolano Bernardo Álvarez de su decisión.

A su vez, la Secretaría del Tesoro de Estados Unidos impuso sanciones a dos altos funcionarios de seguridad y un ex ministro de Venezuela por ayudar económicamente a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el tráfico de drogas.

Lea además: Estados Unidos sanciona a funcionarios venezolanos

El jueves, en solidaridad con Bolivia, Hugo Chávez le dio 72 horas al embajador estadounidense en Caracas, Patrick Duddy, para irse de Venezuela.

Además, ordenó el regreso de la delegación diplomática de su país en Washington antes que el embajador venezolano fuera expulsado por el gobierno estadounidense.

“Vayanse pa’l carajo, yanquis de mierda, vayanse pa’l carajo cien veces,” dijo durante un acto político en Puerto Cabello.

Según el presidente de Venezuela, se enviará un nuevo embajador cuando se elija a un nuevo presidente en Estados Unidos.

"Cuando haya un nuevo gobierno en Estados Unidos mandaremos un embajador, un gobierno que respete a los pueblos de América Latina, a la América de Simón Bolívar, carajo", enfatizó el mandatario venezolano.

Durante el acto, Chávez amenazó una vez más con paralizar el envío de petróleo a Estados Unidos si el gobierno persiste en enfrentarlo.

Chávez decidió respaldar al presidente boliviano Evo Morales, luego que Estados Unidos ordenara al embajador de Bolivia en Washington que abandonara el país.

La acción estadounidense ocurrió cuando se extendieron las protestas contra el gobierno de Evo Morales. Ocho personas murieron en los disturbios.

Morales había ordenado la expulsión del embajador estadounidense en La Paz, Philip Goldberg, tras acusarlo de instigar las protestas antigubernamentales en Bolivia.

Washington no tardó en reaccionar y calificó las acusaciones de Morales de “infundadas”.

Lea además: EE.UU.: Morales cometió "grave error"

“Lamentamos las acciones de los presidentes Hugo Chávez y Evo Morales de expulsar a los embajadores de Venezuela y Bolivia respectivamente”, dijo Sean McCormack.

“Esto refleja la debilidad y la desesperación de ambos líderes, ya que ellos enfrentan serios conflictos internos y una incapacidad para relacionarse en el ámbito internacional y para construir apoyo internacional”.

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, se sumó a esta crisis diplomática. El viernes, suspendió temporalmente la acreditación del nuevo embajador de Estados Unidos, Hugo Llorens, que iba a llegar a Honduras al mediodía, informaron las agencias de noticias Reuters y AFP.

Lea además: Honduras apoya a Bolivia