El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, se dirige este lunes al Parlamento de Israel en su primera visita al estado judío desde que asumió el mando.

Tras llegar a Tel Aviv el domingo, Sarkozy dijo que siempre ha sido amigo de Israel. Agregó que la seguridad de Israel depende de la creación de un estado palestino, y exhortó a los líderes israelíes a actuar con celeridad para llegar a un acuerdo de paz en el Medio Oriente.

El mandatario francés reiteró sus críticas a la actividad de las colonias israelíes. Recientemente, Israel anunció planes de construir cientos de viviendas en el disputado este de Jerusalén y la ocupada Cisjordania, áreas que los palestinos quieren para un futuro estado.

Sarkozy en el primer presidente francés que visita Israel en los últimos doce años. El se autoproclamó partidario de Israel luego de haber asumido el cargo, el año pasado, rompiendo con su predecesores a quienes los israelíes veían como aliados más cercanos a los países árabes.