El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, instó este martes a China a que avance con más agilidad hacia un tipo de cambio definido por la flotación de mercado.

En un discurso, en Washington, previo a las conversaciones de la semana próxima con China, Paulson dijo que Beijing podría enfrentar mejor la inflación si redujera los esfuerzos del gobierno por fijar, por debajo de su valor, el precio de la moneda china.

El bajo precio del yuan da a los bienes chinos una ventaja sobre los artículos producidos por otras naciones, incluyendo los de Estados Unidos.

Las empresas manufactureras de Estados Unidos y los miembros del Congreso, han sostenido por largo tiempo que la política china es injusta.