Estados Unidos retiró los cargos contra el presunto vigésimo secuestrador en los ataques terroristas del 11 de septiembre.

Funcionarios militares estadounidenses dicen que la autoridad para comisiones militares, Susan Crawford, desestimó sin perjuicio las acusaciones contra Mohammed al-Qahtani, de Arabia Saudita, lo que significa que pueden volverse a presentar posteriormente.

El abogado de al-Qahtani, teniente coronel del Ejército Bryan Broyles, dijo a Associated Press que no podía comentar sobre la decisión hasta que discutiera el caso con los abogados de otros cinco sospechosos acusados en el ataque.

Fiscales estadounidenses dijeron que al-Qahtani no participó en los ataques porque un agente de inmigración le negó la entrada a Estados Unidos.

Al-Qahtani se retractó de una confesión que hizo en la Bahía de Guantánamo, Cuba, alegando que la hizo después de ser torturado y humillado.