El aspirante demócrata a la Casa Blanca Barack Obama, quien fue criticado por un reciente comentario acerca del estado de ánimo de los votantes de la clase trabajadora estadounidense, respondió a su rival Hillary Clinton y al candidato republicano John McCain.

Durante actos de campaña, el domingo, en el estado de Pennsylvania, Obama dijo que Clinton y McCain están desconectados si no piensan que el electorado se siente frustrado por el estado de la economía del país.

En una reunión privada celebrada este mes en San Francisco, Obama dijo que la pérdida de empleos y otras preocupaciones económicas han dejado a muchos votantes en un estado de frustración y amargura, descontentos con los principales partidos políticos del estatus.

Clinton y McCain denunciaron los comentarios de Obama y lo acusaron de elitista.