La agencia de alimentos de las Naciones Unidas anticipa un 56% de aumento en el precio de los cereales importados a las naciones más pobres del mundo, esta temporada de cosechas, con un incremento aún mayor en algunas áreas de África.

El pronóstico sigue un alza de más de un tercio de las cotizaciones, registrada en la cosecha 2006-2007.

La Organización para la Agricultura y la Alimentación, FAO, atribuye el incremento de precios a la ausencia de reservas de granos y al aumento en el costo del petróleo y del transporte.

La agencia de la ONU está ofreciendo asistencia técnica a muchas naciones y ha solicitado a los países donantes elevar sus aportes y reprogramar la asistencia de otras áreas.

La FAO señaló que la escasez afecta a 37 países y los disturbios derivados de ella se han registrado ya en diez naciones, durante el último mes.

La agencia de alimentos de la ONU indicó que los altos precios han alentado a los agricultores a sembrar un mayor volumen de granos, por lo que proyecta un aumento de 2,6% en la producción de cereales este año.

Sin embargo, la FAO advirtió que el mal tiempo podría arruinar sus predicciones.