El vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, declaró el inquebrantable apoyo de Washington a Irak durante una visita no anunciada a Bagdad, este lunes, dos días antes del quinto aniversario de la invasión encabezada por Estados Unidos a ese país.

Cheney habló durante una conferencia de prensa a la que asistieron el principal comandante estadounidense en Irak, general David Petraeus, y el embajador norteamericano en Irak, Ryan Crocker.

Previamente, Cheney se había reunido con el primer ministro iraquí, Nouri al-Maliki, para sostener conversaciones sobre temas de seguridad en Irak y la región.

Ambos funcionarios también discutieron sobre el desarrollo de la economía de Irak.