El Senado de Estados Unidos aprobó un plan de presupuesto de tres billones de dólares que extiende parte de los recortes tributarios del presidente Bush, incluyendo medidas de alivio para los trabajadores de bajos recursos.

El Senado, controlado por los demócratas, aprobó la medida la madrugada de este viernes, por 51 votos a 44, adhiriéndose mayoritariamente a las líneas partidistas.

Los legisladores estuvieron debatiendo por 15 horas.

Los planes de presupuesto del Senado para el año fiscal 2009 deben reconciliarse con un proyecto de ley similar aprobado por la Cámara de Representantes.

El Senado respaldó los recortes de impuesto para personas con hijos y parejas casadas, pero rechazó otras rebajas tributarias, muchas de las cuales hubiesen beneficiado a estadounidenses más acaudalados.

Antes de aprobar el presupuesto, los legisladores del Senado rechazaron una prohibición de un año para asignaciones de presupuesto especiales, favorecidos por miembros específicos del Congreso.

El presunto candidato presidencial republicano, John McCain, había llamado a prohibir dichos gastos.