El partido de la asesinada ex primera ministra de Pakistán, Benazir Bhutto, exigió que Naciones Unidas investigue el asesinato de la líder opositora.

Altos funcionarios del Partido Popular de Pakistán rechazaron la decisión del presidente Perevez Musharraf de permitir que la policía británica Scotland Yard asista en las investigaciones.

En su lugar, indicaron que una investigación de la muerte de Bhutto por parte del organismo internacional es la única manera de llegar a la verdad.

Bhutto fue asesinada el jueves pasado durante un ataque suicida en un acto político en Rawalpindi.

El gobierno de Pakistán sostiene que Bhutto no murió víctima de disparos ni por fragmentos explosivos del artefacto suicida sino por haber golpeado la cabeza contra el techo del vehículo durante la explosión.

Los seguidores de Bhutto insisten en que la ex primera ministra fue asesinada a tiros.

Poco después del ataque, la televisión local mostró sangre y restos materiales siendo lavados en el lugar del ataque, destruyendo evidencias potencialmente cruciales.