Informes de la prensa local en Bangladesh dan cuenta que más de 500 personas habrían muerto debido al poderoso ciclón que devastó la costa sur del país, la noche del jueves.

Autoridades dijeron que una masiva evacuación ordenada con antelación ayudó a salvar numerosas vidas, pero la cifra de desaparecidos o muertos podría aumentar.

Autoridades de agricultura señalaron que la tormenta ha causado una considerable destrucción de los cultivos de arroz y otras cosechas.

Con la disminución de la intensidad de la tormenta la mañana de este viernes, el gobierno local y los equipos de voluntarios estaban dispuestos a comenzar la distribución de alimentos, agua, medicinas y tiendas de campaña, a la gente de las áreas afectadas.

Meteorólogos han afirmado que el ciclón ha sido degradado a tormenta tropical, mientras se dirige al norte de Bangladesh.

La costa oriental de la India se libró de la tormenta.

Las autoridades indias señalaron que varias áreas fueron azotadas por fuertes lluvias, pero solo se informó de daños menores.