El presidente Bush llamó a actuar en la lucha contra el calentamiento global, pero dijo que las medidas deben ser adoptadas de tal forma que no socaven el crecimiento económico.

Bush hizo el comentario en el Departamento de Estado norteamericano este viernes, último día de una conferencia internacional de dos jornadas para hablar del cambio climático.

El encuentro reunió a los países que más contaminan en el mundo, incluyendo a Estados Unidos, China e India.

El mandatario estadounidense describió el encuentro como un “importante paso” en la búsqueda de soluciones para reducir las emisiones de gases de invernadero, a los que se atribuye el calentamiento global.

Estados Unidos, China e India se oponen a los recortes obligatorios de emisiones de gases que intentan imponer la mayoría de las naciones europeas y Naciones Unidas.

La conferencia de Washington está centrada en establecer estrategias más allá del año 2012, cuando expira el Protocolo de Kyoto sobre cambio climático.

Los críticos sostienen que el foro fue creado para restar importancia a la resolución de Naciones Unidas, que reemplaza el Protocolo de Kyoto.