El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, exhortó a México a fortalecer las relaciones con los países sudamericanos y sus economías.

Lula da Silva dijo a su contraparte mexicano, Felipe Calderón, que sus naciones deberían iniciar una alianza estratégica y económica.

Latino América a menudo ha criticado a México por concentrarse más en Washington que en sus vecinos del sur.

Durante su visita de dos días a México, el gobernante brasileño se reunió con empresarios mexicanos y promovió la industria de biocombustibles de su país.

México y Brasil, las dos mayores economías de América Latina, también firmaron un acuerdo de cooperación energética.