Un ex policía del sureño estado de Mississippi fue condenado por secuestro y conspiración en el brutal asesinato de dos adolescentes negros hace más de 40 años.

Un jurado deliberó dos horas, el jueves, en una corte federal de Jackson, Mississippi, antes de encontrar culpable a James Seale, de 71 años de edad.

Seale, quien fue sentenciado a cadena perpetua en prisión, fue enjuiciado por el secuestro de Henry Dee y Charles Moore, en 1964, cuando en ese momento ambos tenían 19 años de edad.

Un testigo clave en este proceso, relató cómo fueron introducidos en el maletero de un automóvil, luego fueron arrojados vivos al río, con algunos pesos amarrados a ellos.

Seale y un cómplice fueron arrestados por el crimen poco tiempo después que ocurrió. Pero las autoridades locales los liberaron sin ningún juicio.

Seale era miembro del Ku Klux Klan, una organización supremacista blanca.