El gobierno de Estados Unidos decidió exigir una advertencia más estricta en “Avandia” una medicina para la diabetes, acerca de un mayor riesgo de fallo cardíaco a raíz de su uso.

Andrew von Eschenbach, director de la Administración de Drogas y Alimentos, FDA por sus siglas en inglés, anunció la decisión, este miércoles, ante una comisión de la Cámara de Representantes.

Von Eschenbach manifestó que la FDA tomó la decisión a fines del mes pasado, poco después que investigadores en la Clínica Cleveland publicaran un estudio en el que encontraron que los pacientes que tomaban Avandia tenía un 43% más de riesgo de sufrir ataques al corazón.

Esa misma advertencia también se aplicará a otro medicamento similar para la diabetes: Actos.

Von Eschenbach dice que la agencia que él dirige está analizando varios estudios contradictorios acerca de Avandia, para determinar los efectos del fármaco sobre los pacientes.

El director afirma que la FDA se reunirá con expertos independientes, el mes próximo, para evaluar el medicamento.