El Senado de Estados Unidos votó para levantar una importante restricción impuesta por el presidente Bush al uso de fondos federales para la investigación con células precursoras embriónicas.

Los legisladores aprobaron la medida el miércoles, por 63 a 34. Pero la cifra no llega a la mayoría de dos tercios necesaria para anular un veto presidencial.

Bush emitió el primer veto de su presidencia, el año pasado, ante un proyecto de ley similar sobre células madre.

La vocera de la Casa Blanca, Dana Perino, dijo que el mandatario también vetará la más reciente medida porque va más allá de lo que el presidente llama “un límite moral”.

En un comunicado emitido tras la votación, Bush djio que los fondos federales no deberían ser usados, y citamos, “para destruir, dañar o crear embriones humanos vivos”, con fines de investigación.

El senador demócrata Tom Harkin, de Iowa, principal auspiciante de la medida, exhortó al presidente Bush a reconsiderar su amenaza de veto.

Harkin dijo que el proyecto de ley permitiría que los científicos encontraran curas a devastadoras enfermedades.