El presidente de Cuba, Fidel Castro, criticó la decisión judicial de Estados Unidos de liberar, bajo fianza, al cubano Luis Posada Carriles, un ex agente de inteligencia estadounidense.

En un artículo publicado por el diario estatal Granma, Castro acusó a la Casa Blanca de influenciar la decisión de liberar a Posada Carriles, antes de su juicio en mayo.

Castro dijo que el presidente Bush no es imparcial en su lucha contra el terrorismo, al esconder a un criminal.

Posada Carriles enfrenta cargos de inmigración fraudulenta en Estados Unidos, pero también es buscado en Venezuela por el presunto ataque con explosivos contra un avión cubano.

Setenta y tres personas murieron en el ataque en 1976.

Se trata del tercer artículo publicado en Granma y atribuido a Castro en dos semanas.

El líder cubano no ha sido visto en público desde julio del año pasado, cuando fue sometido a cirugía intestinal.