Funcionarios en Estados Unidos y de las Naciones Unidas criticaron el anuncio de Irán sobre la expansión de su programa nuclear, especificando que ahora puede enriquecer uranio a escala industrial.

Rusia también expresó escepticismo.

El ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, indicó que Moscú no tiene información que confirme la afirmación de Irán.

principal negociador nuclear iraní, Ali Larinjani, dijo, el lunes, que Irán comenzó introducir gas de uranio en tres mil centrífugas para su enriquecimiento, lo cual se traduce en una gran expansión del proceso.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, respondió exhortando a Irán a que cumpla las exigencias del Consejo de Seguridad para detener el enriquecimiento de uranio, un proceso que podría ser usado para producir armas nucleares.

Aquí en Washington, el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, dijo que el anuncio refleja el continuo desafío de Irán a la comunidad internacional, y agregó que también demuestra que las medidas de la ONU contra Irán son legítimas y justificadas.