El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas tiene previsto aprobar hoy, jueves, la extensión por ocho meses de su fuerza de pacificación en Haití, en vista de que expirará su actual mandato.

La resolución, elaborada por Perú, insta a la fuerza de la ONU, integrada por 8 mil 800 efectivos, a “continuar las operaciones” contra las pandillas criminales que controlan los barrios pobres de Puerto Príncipe, la capital.

Los pacificadores de la ONU llegaron a Haití poco después de un levantamiento que condujo al derrocamiento del presidente Jean-Bertrand Aristide, en 2004.

En recientes semanas ellas han intensificado medidas de represión contra grupos irregulares.

La extensión de ocho meses es un compromiso entre Estados Unidos y China. Washington había propuesto extender la misión pacificadora por un año, contando con el apoyo de Francia, Gran Bretaña, Canadá y Brasil.

Sin embargo, Beijing, gobierno que no tiene relaciones diplomáticas con Haití, quería que el mandato se extendiera por sólo seis meses.