El ex jefe de política del Pentágono, Douglas Feith, negó que fueran inapropiadas las evaluaciones de su oficina previas a la guerra en Iraq que vinculaban al presidente iraquí Saddam Hussein con terroristas de al-Qaeda.

El funcionario dijo, el domingo, en el programa de televisión Fox News Sunday que los informes elaborados por su oficina aportaron una crítica saludable a la inteligencia de la CIA sobre el tema.

Feith respondió a recientes acusaciones del Inspector General interino del Pentágono, Thomas Gimble, de que los informes fueron evaluaciones alternativas generalmente reñidas con la comunidad de inteligencia estadounidense.

El informe califica las acciones de Feith como inapropiadas, pero no ilegales.

Feith dijo que criticar la evaluación de la CIA fue adecuado.

La comisión que investigó los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 no encontró evidencia de una relación entre al-Qaeda e Iraq.