El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, usó el humor para restar importancia a los severos comentarios del presidente ruso, Vladimir Putin, sobre las Fuerzas Armadas estadounidenses, destacando que es vital que las dos naciones trabajen juntas.

Putin se quejó el sábado de lo que llamó un “casi descontrolado” uso de la fuerza militar de Estados Unidos que, según dijo, podría generar una carrera armamentista.

El gobernante ruso criticó la expansión de la OTAN indicando que está colocando sus fuerzas a las puertas de Rusia.

Gates causó risas ayer, domingo, hablando en la misma conferencia de seguridad en Alemania donde dijo que él y Putin tuvieron carreras relacionadas con el espionaje y “que los espías viejos tienen el hábito de hablar con franqueza”.

Sin embargo, al expresar que una guerra fría era suficiente, Gates agregó que Estados Unidos y Rusia deben trabajar juntos para resolver problemas comunes.

El Secretario de Defensa estadounidense indicó que él ya ha aceptado la invitación de Putin para visitar la capital rusa.

Gates exhortó a la OTAN a aumentar los gastos de defensa y enviar más tropas a Afganistán.