Funcionarios de gobierno en Hanoi recibieron con agrado la decisión de Estados Unidos de retirar a Vietnam de una lista de países que violan las libertades religiosas.

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores vietnamita dijo que la medida estadounidense refleja la realidad de Vietnam, además del mejoramiento en las relaciones entre Estados Unidos y Vietnam.

El Departamento de Estado retiró a Vietnam de la lista de ocho países de particular preocupación debido al tratamiento de grupos religiosos.

Washington había colocado a Vietnam en esa lista en 2004.

Al realizar el anuncio, el lunes, funcionarios estadounidenses dijeron que Vietnam ha logrado un progreso significativo en lo que se refiere a libertad religiosa.

El estado comunista ha reabierto cientos de iglesias cristianas que habían sido cerradas hace años.