La Comisión Europea está dispuesta a apoyar a Rumania y Bulgaria para que obtengan la condición de miembros de la Unión Europea, a partir del 1 de enero de 2007.

Eso, de acuerdo con el borrador de un informe que dará a conocer el martes la comisión que también impondrá estrictas condiciones para acelerar reformas, con el fin de llevar a esos estados de los Balcanes a los niveles de la Unión Europea.

El informe indica que la corrupción y el crimen organizado continúan como problemas tanto para Bulgaria como para Rumania, junto con preocupaciones sobre la seguridad de los alimentos.

Si no se cumple con las condiciones, la UE podría suspender algunos de los derechos del bloque o temporalmente congelar la ayuda europea.