Un cisne muerto en la oriental ciudad alemana de Dresden dio positivo a un análisis que determinó que el ave murió por la cepa H5N1 de la gripe aviar.

Funcionarios locales dijeron que el ave fue hallada a comienzos de esta semana en una piscina del zoológico de Dresden.

Asimismo indicaron que un laboratorio federal confirmó que el ave estaba infectada con el virus H5N1. La gripe aviar ha emergido en varios países europeos, incluyendo Alemania, a comienzos de este año.

En Abril, Alemania confirmó su primer caso en una ave de corral. La cepa H5N1 de la gripe aviar ha dado muerte a por lo menos 130 personas en todo el mundo, mayormente en Asia, desde fines de 2003.