Dos estudiantes de la importante universidad estadounidense de Duke fueron arrestados y acusados de violación y secuestro, en un controversial caso que ha recibido amplia cobertura de la prensa nacional.

Los jovenes son jugadores de lacrosse, de 20 años de edad.

Uno ya ha fue liberado tras el pago de una fianza de 400 mil dólares.

Una balarina exótica, de 27 años de edad, quien es negra, acusó a tres estudiantes blancos de atacarla y violarla durante una fiesta del equipo.

El caso ha generado debate y ha ocasionado varias vigilias en Duke y universidades vecinas.

Un abogado defensor de los estudiantes dijo que está confiado en que los jóvenes serán encontrados inocentes.

El fiscal de distrito dijo que, en breve, planea acusar a un estudiante más.