Autoridades sudafricanas sospechan que hubo sabotaje en el daño a una planta de energía nuclear, ocurrido a fines del año pasado.

Este martes, en Pretoria, el ministro de Empresas Públicas, Alec Erwin, declaró a la prensa que él espera que pronto se presenten acusaciones criminales.

Erwin no indicó quién podría haber causado el daño a un generador en la planta nuclear Koeberg, cerca de la suroccidental ciudad de El Cabo.

El daño hizo que la planta funcionara por debajo de su capacidad, provocando graves cortes de energía eléctrica en la región del Cabo Occidental.

El área sufrió más cortes de energía eléctrica, esta mañana, cuando otro generador de Koeberg se apagó debido a un problema en una línea de alto voltaje.

La causa del incidente es investigada.