El presidente Bush regresó a Washington, tras una gira de cinco días por Latino América, la que esperaba estaría concentrada en impulsar el comercio, pero que se vió marcada por protestas y la falta de un acuerdo comercial, en la Cumbre de las Américas.

En Ciudad de Panamá, el lunes, el mandatario dijo que Estados Unidos y Panamá están cerca de lograr un acuerdo comercial bilateral, si bien reconoció que un acuerdo tal enfrentaría resistencia en el Congreso norteamericano.

Previamente, en la Cumbre de las Américas, cinco naciones bloquearon una propuesta estadounidense para crear una zona de libre comercio en el hemisferio occidental.

A pesar del contratiempo, Bush dijo que continuará impulsando un creciente libre comercio dentro de las Américas. Bush recorrió el Canal de Panamá, con el mandatario panameño, Martín Torrijos.

El jefe de Estado norteamericano dijo que ha llegado el momento de modernizar y expandir el canal.