Lee Jong-wook, director general de la Organización Mundial de la Salud afirmó que es cuestión de tiempo antes de que las infecciones en aves puedan generar una pandemia humana de gripe aviar.

El alto funcionario dijo en una reunión de expertos en Ginebra que, hasta ahora, la pandemia humana no ha comenzado, pero que hay señales de que es inminente.

Fuentes oficiales dicen que una pandemia podría causar la muerte de millones de personas y que costaría unos 800 mil millones de dólares a la economía mundial. Por ahora, la transmisión de ave a humano no es común.

La mayoría de unas 120 de las victimas de influenza aviaria en Asia habían tenido contacto directo con aves infectadas, sus excrementos o excreciones nasales.

Sin embargo, a funcionarios de salud les preocupa que a medida que el virus se propaga entre aves, se incrementen las posibilidades de mutación y se convierta en una forma que pueda ser transmitida entre humanos, y causar la muerte de millones de personas.