Los precios del petróleo cayeron por debajo de los 59 dólares el barril en Nueva York, durante las horas de transacciones electrónicas este lunes ante la noticia de que el huracán Dennis no afectó las refinerías en el Golfo de México.

Aunque la mayoría de las plataformas de explotación fueron evacuadas debido al huracán, los primeros informes indican que no hubo daños importantes a la infraestructura petrolera.

Los analistas señalaron que el servicio no será interrumpido.

En 2004, el huracán Iván afectó instalaciones petroleras en el Golfo de México, causando un aumento en el precio del combustible.

Según economistas, los precios del petróleo continuarán cayendo hoy durante las transacciones, aunque deberían mantenerse en precios récord a corto plazo debido a la reducción de la oferta global de crudo.