Israel dejó en libertad más de 400 prisioneros palestinos en Cisjordania y la Franja de Gaza este jueves.

La liberación de los palestinos, que fue aprobada por el gobierno de Israel a principios de semana, completa la promesa del gobierno de Tel Aviv, de dejar en libertad a 900 prisioneros palestinos como parte de un acuerdo de cese-el-fuego.

Cerca de ocho mil palestinos todavía permanecen detenidos en cárceles israelíes.

Los prisioneros fueron recibidos por miles de familiares y seguidores, algunos disparando armas en el aire.

El miércoles, el primer ministro Ariel Sharón anunció que se reunirá con el presidente de la autoridad palestina, Mahmoud Abbás, el 21 de junio en el balneario de Sharm al-Sheik, en Egipto.