Las Naciones Unidas anunciaron la suspensión de las operaciones de desminado en el sur de Afganistán, a raíz de un ataque contra un equipo de trabajadores de desminado que dejó dos afganos muertos y cinco heridos.

Un comunicado de la ONU dice que las actividades de limpieza de minas fueron suspendidas indefinidamente a lo largo de la carretera principal que une la sureña ciudad de Kandahar con Herat, en el occidente del país.

El incidente ocurrió el miércoles en una autopista importante cerca de Grishk, en la provincia de Helmand.

Una bomba estalló cuando el veHículo de los desminadores de la OEA cruzaba un puente.