El presidente George W. Bush calificó de “absurdo” el informe sobre derechos humanos de Amnistía Internacional que critica enérgicamente a Estados Unidos.

Bush dijo a los periodistas durante la conferencia de prensa realizada este martes en la Casa Blanca, que Estados Unidos es un país que promueve la libertad en todo el mundo.

El mandatario señaló que están en curso los juicios de quienes estuvieron involucrados en el escándalo de abusos de prisioneros en en Iraq, como evidencia del compromiso de Estados Unidos con la transparencia y los derechos humanos.

El informe de Amnistía Internacional compara el centro de detención estadounidense en la Bahía de Guantánamo, en Cuba, con los campos de prisioneros de la era soviética conocidos como gulags.

Bush dijo que el informe estaba basado en acusaciones de prisioneros que “odiaban a Estados Unidos”.