Médicos peruanos afirmaron de la operación para separar las piernas de la niña peruana Milagros Cerrón, de 13 meses, resultó exitosa.

Cerrón sufre de una poco común condición, conocida como sirenomelia, es decir, nació con las piernas unidas desde los tobillos hasta los muslos.

El doctor Luis Rubio, quien dirigió el equipo de cirujanos, dijo hoy a la prensa en Lima que el procedimiento quirúrgico de cuatro horas dio movilidad a Milagros en sus rodillas.

Los médicos señalaron que las frecuentes infecciones urinarias padecidas por la menor retrasaron el progreso de la niña antes de la cirugía.

Milagros deberá ser sometida a otras operaciones para reparar problemas en varios de sus órganos.

La agencia de noticias Reuters informó que el alcalde de Lima apadrinó a la pequeña y la municipalidad de la capital peruana está financiando los gastos de su tratamiento.