La fábrica de aviones europea Airbus confirmó este miércoles que la entrega a las aerolíneas del avión de pasajeros más grande del mundo se retrasará hasta en seis meses.

El retraso del A380 eleva el riesgo de penalidades financieras por atraso en la entrega.

Previamente este miércoles, la aerolínea autraliana Qantas indicó que la entrega de sus aviones será aplazada hasta abril de 2007.

Qantas indicó que todas las aerolíneas que habían efectuado órdenes anticipadas serán afectadas.

Qantas es la segunda aerolínea en informar sobre un aplazamiento.

Singapore Airlines había señalado a comienzos de mayo que sus aeronaves serían entregadas la segunda mitad del año próximo, en lugar del primer semestre.