Una niña peruana de 13 meses, cuyas piernas están unidas desde los muslos hasta los tobillos, será sometida a una operación, este martes, en Lima, con la esperanza de que un día pueda caminar.

Un equipo de 10 médicos, encabezados por el doctor Luis Rubio, tratarán de separar las piernas de Milagros Cerrón, quien nació con una condición poco común conocida como “síndrome de la sirena”.

Los médicos dicen que frecuentes infecciones urinarias han demorado el progreso de la niña, antes de la operación.

Según los médicos, aun después de la cirugía, la reconstrucción genital de Milagros probablemente no se complete hasta la adolecencia.

La agencia de noticias Reuters informa que el alcalde de Lima es el padrino de Milagros y la ciudad cubrirá los costos de su tratamiento.