Una corte rusa sentenció al fundador de la petrolera Yukos, Mikhail Khodorkovsky, a nueve años de prisión, menos tiempo cumplido, por evasión impositiva y fraude.

Le llevó 12 días, a la corte, leer el veredicto, con lo cual pone fin a un juicio de casi un año contra Khodorkovsky, quien ha estado en la cárcel desde octubre del 2003.

En un comunicado, la compañía petrolera rusa dice que el veridicto es una burla judicial, en un sistema que, en su opinión, quería derribar a Khodorkovsky y a Yukos.

El co-acusado, Platon Lebedev, también fue sentenciado a nueve años en prisión. La defensa informó que apelará los veredictos, mientras la fiscalía dice que presentará nuevos cargos contra Khodorkovsky.

Partidarios de Khodorkovsky dicen que fue juzgado por apoyar a los opositores políticos del presidente ruso Vladimir Putin y para sofocar sus ambiciones políticas.

El Kremlin afirma que sólo está reprimiendo el delito empresarial.