En el Día de los Caídos o Memorial Day, el presidente Bush rindió tributo a los héroes de pasadas guerras, como así también a los soldados muertos en Iraq y Afganistán.

Bush colocó una ofrenda floral en la Tumba del Soldado Desconocido, en el Cementerio Nacional de Arlington, cerca de Washington, D.C.

En un discurso pronunciado en la ocasión, el presidente dijo que la libertad está en marcha y que Estados Unidos es más seguro, gracias a los sacrificios de sus militares.

Memorial Day es un feriado nacional en Estados Unidos, el cual se conmemora el último lunes de mayo, para honrar a los militares, hombres y mujeres, que han muerto en servicio.

Actos especiales, incluyendo desfiles y conciertos, tuvieron lugar en ciudades y pueblos en todo el país.