El nuevo primer ministro francés, Dominique de Villepin, es mejor conocido por su enérgica oposición a la guerra en Iraq encabezada por Estados Unidos.

Como ministro de Relaciones Exteriores en 2003, él capturó la atención mundial cuando recibió una poco común ronda de aplausos en el Consejo de Seguridad de la ONU por su discurso de oposición a la guerra.

Nacido en Rabat, la capital de la ex colonia francesa de Marruecos, en 1953, De Villepin estudió artes y leyes en la prestigiosa Escuela Nacional de Administración.

Cuando se acercaba a sus 30 años, De Villepin pasó a formar parte de la Cancillería francesa.

En 1993 fue nombrado jefe de personal en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Desde 1995 hasta 2002 se desempeñó como secretario general, o principal asesor del presidente francés, Jacques Chirac.

En 2002 fue nombrado ministro de Relaciones Exteriores, cargo en el que estuvo hasta 2004. El año pasado, se hizo cargo del Ministerio del Interior.