Agentes del FBI arrestaron a dos ciudadanos estadounidenses acusados de proveer material de apoyo a la red terrorista al-Qaeda.

Las autoridades dieron a conocer que Rafiq Sabir, un médico de Florida, y Tarik Shah, un auto denominado experto en artes marciales de Nueva York, fueron acusados este domingo en una corte federal de Manhattan.

De ser hallados culpables, cada uno enfrenta una sentencia máxima de 15 años de prisión y una multa de 250 mil dólares.

Las autoridades federales dijeron que ambos fueron atrapados tras una operación encubierta que duró dos años.

Presuntamente habían jurado lealtad a al-Qaeda y habían aceptado proveer apoyo a combatientes terroristas.

Shah está detenido en Nueva York mientras que Sabir está bajo arresto en la Florida. A ambos se les leerán sus respectivos cargos este martes.