La policía iraquí dio a conocer que dos ataques suicidas en el sur de Bagdad causaron la muerte a por lo menos 25 personas y heridas otras 100.

Los ataques de hoy ocurrieron frente a edificios gubernamentales en la población de Hillah, a 95 kilómetros de la capital.

Las autoridades dicen que los suicidas hicieron detonar bombas en medio de una multitud de ex comandos iraquíes que protestaban la decisión de desmantelar la unidad.

Los atentados tuvieron lugar mientras soldados iraquíes apoyados por Estados Unidos registraban casas y establecían puntos de control en torno a Bagdad, en una operación para eliminar a insurgentes.

La red terrorista al-Qaeda en Iraq, encabezada por el buscado terrorista Abu Musab al-Zarqawi, informó haber iniciado una ofensiva en respuesta a la operación.