El décimo premio de loteria Powerball en la historia de Estados Unidos sigue esperando que el afortunado ganador presente su boleto para reclamar 220 millones de dólares.

Funcionarios de la lotería multi-estatal dieron a conocer que el boleto ganador fue comprado en un pequeño almacén de alimentos en Boise, Idaho, en el nor-oeste de Estados Unidos.

Debido al fin de semana del Dia de los Caídos, las oficinas de lotería no abrirán hasta mañana, que será la primera ocasión para que el ganador presente su boleto.

El ganador tiene que decidir si recibir el dinero en 30 pagos anuales de más de 7 millones de dólares, o aceptar una cantidad global de 125 millones de dólares.

La lotería Powerball se juega en 29 estados y territorios estadounidenses.