Por lo menos dos bombas causaron daños substanciales a una estación de trenes en la región vasca, en el norte de España.

La policía informa que nadie resultó herido este jueves en la poblacion de Barakaldo, pero destacó que la estación resultó con daños considerables. Nadie se ha adjudicado la responsabilidad del hecho.

El estallido se produjo un día después que un auto bomba en Madrid causó heridas a 52 personas. Las autoridades responsabilizan al grupo separatista vasco ETA por el ataque.

La semana pasada, el Parlamento español aprobó el plan del presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero de sostener conversaciones de paz con ETA, si renuncia a la violencia.