La conferencia internacional para revisar el progreso del Tratado de No Proliferación Nuclear de 1970 finaliza este viernes en la sede de las Naciones Unidas.

El encuentro que lleva un mes en la sede de la ONU ha estado plagado de desacuerdos sobre la agenda.

Estados Unidos y otras potencias nucleares han impulsado el centrarse en el tema de la proliferación nuclear, mientras que los países sin energía nuclear han estado buscando que los países con armas atómicas se comprometan a desarmarse.

Sus participantes sostienen que las 188 naciones que firmaron el tratado no han podido ponerse de acuerdo en la forma de fortalecerlo y que lo más seguro es que ni siquiera presenten una declaración final de consenso.