Por lo menos tres personas murieron como consecuencia de la explosión de un coche bomba en Bagdad, mientras soldados iraquíes y estadounidenses continúan una ofensiva contra insurgentes en el occidente de Iraq.

Las autoridades informan que el ataque fue dirigido a una patrulla de policía en el popular distrito Shula, en el norte de la capital iraquí.

Según ellos, por lo menos dos policías y un civil resultaron muertos en el ataque.

La más reciente ola de violencia tiene lugar mientras más de mil soldados de Estados Unidos e Iraq continuaron su búsqueda de insurgentes leales a Abu Musab al-Zarqawi en la ciudad occidental de Haditha, en la provincia de al-Anbar.

Las autoridades estadounidenses informan que 10 presuntos insurgentes resultaron muertos y dos infantes de Marina heridos en la Operación Nuevo Mercado, la segunda ofensiva de importancia que se lleva a cabo este mes en la provincia de al-Anbar.