Las autoridades españolas informaron que la policía desbarató una red internacional de pedofilia que se sospecha abusaba de niños, y luego distribuía las imágenes en la Internet.

Funcionarios del Ministerio del Interior español dijeron que cinco hombres fueron arrestados, acusados de abusar y violar a niños, algunos de apenas meses de nacidos, y de filmar las acciones y distribuirlas en la Internet.

La policía dijo que fue alertada sobre la posibilidad de que la actividad ilegal podría estar llevándose a cabo en España cuando un boleto de tren español apareció en uno de los videos, algunos de los cuales eran distribuidos en canales secretos de Internet.

Investigadores extranjeros de INTERPOL, una organización policial internacional desempeñaron un papel clave en la investigación.

El arresto tuvo lugar en varias ciudades españolas, incluyendo Murcia y Barcelona.