La jueza Priscilla Owen, candidata del presidente George W. Bush para ocupar un cargo en una Corte de Apelaciones obtuvo la aprobación del Senado de los Estados Unidos por 56 votos a favor y 43 en contra.

La jueza, junto con otros candidatos a distintas judicaturas en Cortes federales presentadas por el presidente Bush habían sido seriamente cuestionadas por los legisladores demócratas, debido a las posiciones que ellos consideran conservadoras, de parte de estos magistrados.

Con Owen confirmada, el senado comienza ahora el debate sobre la nominación de John Bolton para embajador de Estados Unidos ante las naciones Unidas.

Bolton es el abierto crítico conservador que ha sido acusado de maltrato por parte de sus subordinados y de restar importancia a datos de inteligencia contrarios a su ideología. Su confirmación podría darse para fines de semana.