Infantes de Marina y marinos en Iraq pusieron en marcha una operación anti insurgente en la ciudad occidental de Hadita este miércoles con el fin de eliminar rebeldes que han dado muerte a más de 600 personas en Iraq en el último mes.

Fuerzas iraquíes también forman parte de la Operación New Market, la segunda operación a gran escala en la provincia de al Anbar este mes.

Las fuerzas militares estadounidenses indicaron que la insurgencia en Hadita ha estado utilizando tácticas cada vez más sofisticadas, incluyendo el ataque de un hospital hace tres semanas en el que perdieron la vida cuatro estadounidenses.

Se cree que muchos de los insurgentes son leales al terrorista más buscado de Iraq, Abú Musab al Zarqawi.

El martes, el sitio web de su grupo dijo que al Zarqawi se encontraba herido e hizo un llamado para que los musulmanes rezaran por su recuperación.

Este miércoles, otro sitio web islámico afirmaba que al Zarqawi había recibido un balazo en el pulmón derecho y que había sido llevado a un país vecino para tratamiento médico.