Los egipcios están votando este miércoles una enmienda constitucional que determinará la realización de elecciones presidenciales directas por primera vez incluyendo a más de un candidato en la contienda.

Se informó de varias protestas antigubernamentales en El Cairo y en Suez con algunas violentas protestas aisladas cuando se iniciaron las votaciones.

Las autoridades egipcias arrestaron a cientos de miembros de la opositora e inhabilitada Hermandad Musulmana.

La enmienda se ha encontrado con firme resistencia de la oposición, en mayor medida porque la misma requiere los posibles candidatos presidenciales obtengan el respaldo de por lo menos 300 miembros del Parlamento dominado por el partido de gobierno.

Los líderes de la oposición sostienen que dicho requerimiento asegura que no haya un desafío serio para el gobernante presidente Hosni Mubárak, quien lidera Egipto desde 1981, y ha sido reelecto cada seis años por un simple “si o no” en un referendum como candidato único.